Algunas reflexiones sobre la ciudad

Lo que más me impresiona de la ciudad.

1. El cruce peatonal del eje central a la altura de la torre latinoamericana (Madero). Conforme se va acercando el verde para los peatones una enorme cantidad de personas se van acumulando en ambos costados de la calle. Al arrancar parecen dos líneas de golpeo de futbol americano. En una ocasión un señor de edad empezó a caminar chueco y aventó la cabeza hacia atrás como desvaneciendose. Yo lo sostuve un momento y le ayudé a cruzar por completo la calle. En cuanto cruzó le pregunté si estaba bien. Volteó a ambos lados y siguió caminando como si nada. Del otro lado de la acera (siempre cruzo de oeste a este) siempre hay un grupito de darketos distribuyendo una revista alternativa que nunca he comprado. Algún día lo haré.

2. Vivo en uno de los edificios más pequeños de las unidades habitacionales. Mi edificio tiene 5 entradas y 20 departamentos por entrada (4 pisos más planta baja, 4 departamentos por piso). Potencialmente pueden vivir 300 personas en él. El Chihuahua tiene 12 pisos y capacidad para albergar al menos 900. Las torres altas tienen 20 pisos con 4 departamentos cada uno. Ignoro en realidad cuantos edificios tenga Tlatelolco, pero en ponerme a hacer cuentas esto resulta monstruoso.

3. En los días despejados puedo admirar las ruinas, el edificio blanco y el iztaccihuatl mientras espero a mi transporte. Cuando tengo tiempo espero a que pase un trolebus más o menos vacío para no tener que empujar gente mientras camino. Por lo general dejo pasar unos 5 o 6 carros hechos sardina. En cuestión de 15 minutos, unas 400 personas van en dirección al sur. Más o menos la mitad se baja en la estación Bellas Artes para seguir sus caminos.

4. Que decir del metro. Yo tuve mi primera experiencia de alto nivel hace ya algunos años cuando fuimos por la visa de Violeta. No tengo idea cuantos vagones tenga un metro. Pero puedo asegurar que los andenes estaban repletos y los vagones a su máxima capacidad.

Hay tanta gente en la ciudad, moviendose de un lado a otro. Corriendo de aquí para allá y esperando llegar a tiempo a su destino, que apenas se dan cuenta que los demás existen. Si uno se apendeja los demás se aprovechan. Lo importante no es llegar a tiempo sino demostrar que uno existe, que está ahí en la eterna lucha por no perderse entre la masa. En esos que la gente llama los no lugares, la gente se cruza una, dos, mil veces sin darse cuenta que existen. En mi edificio trabajan cerca de mil personas y seguro en algún momento me he cruzado facilmente con la mitad de ellos, pero ni siquiera presto atención a sus rostros. Son demasiados y, aquí, lo importante es no perderse entre ellos.

Comentarios

Marsia ha dicho que…
si no te conociera diría que es una despedida de la ciudad de México (que espero que no lo sea jojo)entonces supongo que es increíble tu capacidad de admirar y reflexionar sobre lo que te rodea; esa aptitud tuya me agrada bastante y lamentablemente yo no lo hago muy seguido
lil21 ha dicho que…
mi ciudad es chinampa de un lago escondido!!

qué bueno que le encuentres cosas positivas a esa ciudad que en el fondo es tan bonita...

besos
Florecita Rockera ha dicho que…
creepy!

de acuerdo con Lily, muy bonita, pero prefiero ir en semana santa cuando puedo circular.

Küsse!
Marsia ha dicho que…
entonces mejor vayan a Oaxaca ahi se sentirán a sus anchas jojo caminar por el centro te da cierta sensación de tranquilidad
Saurio ha dicho que…
Por cierto al techo no le iría nada mal una mano de pintura....
Violeta ha dicho que…
hola Oscarito!!

* 3: cuál es el edificio blanco?
* 4: ya parece raro decir "hace ya algunos años..." jaja! me recuerda a Mario en ese mismo viaje, tratando de entrar al vagón, la puerta se cerró pero su mochila estaba fuera, todos cooperaron jalándolo hacia dentro. esa masa urbana tiene su lado solidario.

Anexo: todas esas historias del metro me recuerdan a la canción de los cafetos.

"Me meti en un vagon del metro
y no he podido salir de aqui.
Llevo mas de 3 o 4 meses
viviendo aca en el subsuelo.
Zocalo, Hidalgo, Chabacano
he cruzado un millon de veces.
Eh querido salir por la puerta
pero siempre hay alguien que empuja, para adentro."

Entradas populares