Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Visita espontánea a la Livraría Cultura.

Hoy tuve un evento de trabajo en la Avenida Paulista. Como terminé justo a la hora pico decidí quedarme a pasear un rato. Más que nada porque la Paulista siempre es un espectáculo de gente y edificios. Siempre hay alguien tocando un instrumento, vendiendo artesanías andinas, africanas o simplemente chucherías. A las seis de la tarde suena la campana y se ven las hordas de gente que salen de sus trabajos. Analistas, estudiantes, contadores, artistas, banqueros, abogados y personal de servicio forman una ensalada humana que corre freneticamente para regresar a sus hogares. La fauna que ocupa la Paulista a esa hora no es endémica de la región, ya que es un buen punto de conexión de rutas de transporte público a los cinco esquinas de la ciudad: norte, sur, este, oeste y la zona metropolitana (o ABC). Salí del edificio de la FIESP y agarré en dirección hacia Consolacao, pensando que podría tomar el metro camino a casa por allá. A la mitad del camino me di cuenta que no había cargado con …

Entradas más recientes

Limpiando el wok

Cotidiano en Pindorama, parte 1

Proxima estación

La incertidumbre

Eunice y la mariposa

Cosas increíbles

Hablando en música

Diccionario portugués: Paralelepípedos

Jornadas en dos ruedas

Besta é tu