Eventos a la carrera parte 1

17 de septiembre.

Se me olvidaba decir que el 17 se fue el Saurio. Ese día regresando del instituto me puse a recoger un par de cositas y prendí la computadora. Ponerse a trabajar después de tantas horas consecutivas de estar sentado, prestando atención a una sola cosa y después de hablar de temas tan diversos, como por lo general pasa durante el día, es una tarea con la que hay que lidiar día con día. En fin, prendo la computadora, abro el msn, checo el correo y de pronto.
- Tucutún! - Borregooooo!

Me tardé un poco en reaccionar, hasta ahora solo Chava y algunos de la tuna me siguen llamando así. Después entendí que la que me hablaba era la rana. Quería ir al espectaculo de luz y sonido que pasaron el 15 en la noche en el zócalo y que lo iban a repetir hasta el 19. Ni tardo ni perezoso dije que sí jalaba. Nos vemos en Bellas Artes en 30 minutos, me dijo. Llegué a los 26 minutos porque me quedaba muy cerca. Como siempre (hasta entonces) tuve que esperarla como 20 minutos más. Pero en fin, nos fuimos al centro a ver como estaba la cosa.

Según nosotros empezaba a las 8 e ibamos con 20 minutos de ventaja. Mientras nos acercabamos al zócalo el sol se iba poniendo. El ruido de coches, flamas de trompo de tacos y la gente hablando en ese tan inconfundible acento iban inundando el paisaje. Al llegar al zócalo vimos a 3 o 4 personas comiendose un elote y se nos antojó. Mientras ibamos buscando al don de los elotes nos fuimos metiendo más y más al centro del zocalo. Terminamos debajo del asta bandera donde se alcanzaba a ver perfectamente bien el cuadro del palacio nacional coronado por una serie de reflectores que apuntaban al cielo. Simplemente así se veía bonito.

El espectáculo empezó a las 8.30. Para ese entonces ya se había hecho completamente de noche y el zocalo llenado de gente. No hay mucha gente, me dijo la rana, todavía te puedes mover. En fin, para el momento que empezó el espectáculo ya habíamos platicado desde el clima hasta el nuevo trabajo en el que ya debe estar chambeando la ranita.

Todo empezó con una proyección de la élite de nuestros líderes de opinión y lo más selecto de los habitantes (de Chabelo a Memo Ochoa, el portero de la selección) hablando de lo bonito que era vivir en México y cosas ñoñas. Pero después de oír como 50 veces la frase: "te quiero México" uno ya lo repetía por inercia, por lo que no supe si había sido víctima del video o realmente mi patriotismo se alzaba. En fin... después de eso empezó el verdadero espectáculo con una pantalla de agua (como una fuente que echaba agua y la iluminaba un proyector) donde pasaron diapositivas de la historia de México, desde la máscara de Pakal hasta poemas de Sor Juana.

Viva México, verde, blanco y rojo, cuetes y de pronto... ZAAZ! Una serie de proyectores de alta potencia proyectaron sobre el palacio nacional la imágen de como se veía este edificio hace 200 años. Siempre me lo había imaginado y no dudo que una animación por computadora o una ilustración photoshopesca me hubiera hecho pensar en el edificio de esa manera. Lo que me sorprendió fue que efectivamente proyectaron la imagen sobre el palacio y podías ver como era. O como pudo ser.

Lo que yo esperaba fueran cuetes y música, se convirtió en una experiencia bastante rara porque fue sorpresa y porque nunca antes había visto que proyectaran una imágen sobre un edificio. Digamos que durante la media hora que duró el espectáculo el zocalo quedó en silencio con tan solo las exclamaciones de asombro de las que estoy seguro yo solté una cuando las trabes de las ventanas se convirtieron en tibias y cráneos.

Finalmente nunca encontramos al don de los elotes y esquites. Así que la rana me invitó a cenar una burguer en un restaurantito de Gante. Que por cierto se la debo.


Aquí la rana y yo en el zocalo con las luces de atras que no se alcanzan a ver




Parte del espectaculo. Si les interesa vayanle picando a los otros videos

Comentarios

ViOsfeRa... ha dicho que…
viva México!! viva!!!
tierra bendita de Dios!!!

yo quiero un elotito, así con su crema, limoncito, queso y salsa.
Florecita Rockera ha dicho que…
ahhh que rico, esquite y hamburguesa y yummi! yo quiero!!!!! yo quiero ver el espectáculoooooo! y que linda se ve la famosa ranita :) que cosas extrañas, no? los amigos que nos va dando la vida!!!

Entradas populares